Basquet

La ilusión era muy grande, siento mucha tristeza por no lograr el campeonato, pero a la vez estoy muy orgulloso de este equipo de hombres. Hombres que se hicieron batallando, en las derrotas y victorias, aprendiendo y asumiendo con mucho compromiso el lugar que ocupaban. Estuve en muchos equipos, pero este Italiana,, el de “Los Pibes” es distinto a todos; no solo por ser jugadores en su mayoría del club con un promedio de edad bajo, sino por la pasión con la que juegan, dedicación y sobre todo el esfuerzo. El básquet es así, en realidad la esencia del deporte lo es, te toca ganar o perder, pero hay situaciones que trascienden lo deportivo y tiene que ver con representar una idea, lograr una identidad, un sentido de pertenencia y este equipo demostró eso, representó y defendió al club como nadie, y está a la vista el resultado. Después de años y años volvimos a encender la llama del básquet en la ciudad, hinchas, chicos del club, simpatizantes y ajenos lo entendieron de esa forma. Este es el resultado de un trabajo extraordinario de un complemento de actores, no solo jugadores y cuerpo técnico, sino también de personas allegadas que siempre están, empleados, socios, sponsors y sobre todo un cuerpo de directivos que entienden y enseñan el camino. Es un proceso de muchos años, donde se resigna el corto plazo con todo lo que eso conlleva y se trabaja en un horizonte a largo plazo con lo difícil que esto resulta en este país. En fin las palabras sobran, el final no es el esperado, pero siempre con la cabeza en alto, el CLUB dejó todo dentro y fuera de la cancha, seguramente habrá revancha y no vamos a bajar los brazos, esto es solo el inicio de algo grande, porque es imposible no SOÑAR y CREER en este equipo de pibes que defienden estos colores con la vida, y sobre todo en el trabajo de una institución que tiene muy en claro el camino a seguir. Gracias infinitas a todas las personas que nos acompañaron durante este torneo y a lo largo del proceso, y por el apoyo de toda una ciudad, donde por un momento todos jugamos juntos. Vamos Italiana!!! Facundo Alegre (Capitán)

Asociación Italiana de Charata reconoció la trayectoria de Héctor Wasinger quién se despidió del referato. A través de Fernando Marcelo Golob se le entregó un presente y el aplauso generalizado de todos los concurrentes fue el complemento ideal a una gran noche de básquetbol en la Perla del Oeste. El de Presidencia Roque Saénz Peña también recibió una plaqueta del Presidente de la Federación Chaqueña Gustavo Rath.

No pudo ser completa la fiesta. Los Tanos cayeron en casa a manos de Cultural de Santa Sylvina que obtuvo el Torneo Provincial de Clubes y logró el ascenso al Federal. La visita ganó 63 - 59. Una noche inolvidable con más de 2.000 personas en la cancha. La fuerza del interior puesta de manifiesto en pos del deporte. Gran juego el que se disputó en el estadio "Antonio Golob". Acompañaron las autoridades del básquetbol Provincial con Gustavo Rath a la cabeza. También estuvieron el Presidente de la Asociación del Sudoeste Oscar Tolosa y el Presidente del Instituto del deporte Jorge Gonzalez. 

Mañana es el gran día. Habrá un campeón en el Torneo Provincial de Clubes. Asociación Italiana recibirá a Cultural de Santa Sylvina. La serie está empatada 1 a 1. Arrancan a las 22 horas. Se espera una multitud en el estadio "Antonio Golob".  Las anticipadas se venden como "pan caliente". Apurate y conseguí la tuya. Ya están los árbitros confirmados. Héctor Wasinger, Lucas Tevez y Gonzalo Michelin son los encargados de controlar el juego. Carlos Coronel será el Comisionado técnico.

Debido a las intensas precipitaciones producidas en gran parte de nuestra provincia, las que originaron inconvenientes de diversa magnitud a la población en general, situación que no escapa a la realidad de los clubes que se encuentran disputando el Torneo Provincial de categorías menores, teniendo en cuanta que varias rutas del interior provincial se encuentran cortadas total y/o parcialmente lo cual dificulta el normal desplazamiento, sumado a los pronósticos climáticos para los próximos días que advierten sobre la posibilidad de lluvias abundantes que agravarían aun más la actual situación y con la finalidad de evitar cualquier tipo de inconveniente que pudiere ocasionar el traslado a los distintos puntos donde deben disputarse los partidos, es que esta Federación a tomado la decisión de posponer la programación prevista para los días 27 y 28 de abril, que fuera enviada oportunamente, la cual será re programada en fecha a determinar y se comunicará próximamente.

Cuenta la leyenda, que en nuestro país hubo una vez un entrenador de básquetbol que comenzó a traducir del inglés al castellano un libro sobre el juego fuera de sus horarios de trabajo, en un banco, sin conocer el idioma, con un diccionario y en letra manuscrita, lo hizo solo con el objetivo de ayudar a capacitar a sus colegas. Hubo otro que convenció a los políticos de la época de que Argentina podía ser campeón del mundo. Años más adelante cientos de ellos difundían este deporte por todo el país y buscaban capacitarse de diversas formas, viajando, juntándose, polemizando. Hacia fines de los años 70 y principios de los 80, hubo uno que redobló la apuesta: pensó que ser entrenador podía ser una profesión y que debíamos crear una liga profesional emulando a los mejores países del mundo. Una liga que permitiera que todos creciéramos enfocándonos en ayudar a que nuestros jugadores fueran mejores. Dicen que ese mismo entrenador fue el primero en pagar la cuota de los entrenadores profesionales antes que fuera obligatoria y tuvieron que avisarle que retirara su dinero porque aún nadie más la había pagado. Fueron nuestros maestros. Alguien los definió como soñadores, obsesivos, rigurosos, honestos, éticos, generosos, nobles y líricos, pero fundamentalmente pasionales. Fueron los fundadores de una idea centrada en ser cada vez más aptos, más idóneos, más competentes. La excelencia es nuestro ADN, porque ellos nos transmitieron el gen, gracias a todos ellos. Hoy más que nunca, donde estamos atravesando tiempos difíciles que nos ponen a prueba, de los que nuestros antecesores bien conocían, debe ser nuestro compromiso tomar ese legado, perpetuar sus intenciones y orientar nuestra tarea a que el más joven y débil de nuestros colegas encuentre posibilidades de desarrollo personal, familiar y profesional, en esta tarea que amamos: SER ENTRENADORES DE BÁSQUETBOL.